Nuevas medidas que afectan a los motoristas en España para el 2024

Accidente moto 1

La preocupación de la DGT por la siniestralidad de los motociclistas es evidente.

Así se reflejaba en las declaraciones del pasado día 4 de enero por parte del ministro del Interior  Fernando Grande-Marlaska  con nuevas medidas propuestas por el gobierno en favor de la seguridad vial de este colectivo. Desde Motoescuela queremos analizar las principales medidas y daros una opinión profesional al respecto.

Las principales propuestas que afectan directamente al colectivo de motociclistas son tres:

accidente moto 2

  1. La obligatoriedad de realizar un curso para poder conducir motocicletas de hasta 125cc a aquellos conductores con un permiso de la categoría B y 3 años de antigüedad

Ésta ha sido, sin lugar a dudas, una de las medidas más polémicas de las anunciadas por el ministro. En primer lugar lo que debemos advertir es que estas medidas son propuestas en estudio y que merecen una regulación posterior para que puedan implementarse. Dicho de otro modo, que aparezcan las noticias en televisión o en la radio no implica que en ese mismo momento se lleven a cabo estas medidas, deben regularse  adecuadamente tras el estudio adecuado de la propuesta. Así pues, probablemente ninguna de estas medidas verá la luz antes del próximo verano.

Pero vayamos al tema en cuestión,  exigir una formación mínima para aquellas personas que quieran conducir una motocicleta nos parece una medida de sentido común,  otra cuestión pueden ser las dudas que suscita su entrada en vigor  o a quién afecta esta medida.

Y es que efectivamente, conducir una motocicleta tiene multitud de diferencias a la conducción de un coche. Por poner algunos ejemplos podemos destacar que cuando arrancamos un coche no necesitamos pensar en que sus neumáticos están fríos,  sin embargo al iniciar cualquier desplazamiento en moto este detalle técnico será importante para todos los motociclistas. No necesitamos equiparnos de una determinada manera al conducir un coche dado que no necesitamos protegernos en caso de caída o impacto al producirse un accidente y por tanto el conocimiento sobre los elementos de protección será fundamental para la seguridad del motociclista. Al subirse alguien a nuestro coche nuestra manera de conducir no varía sin embargo al llevar pasajero en moto conducimos “otra moto” puesto que varían condiciones de aceleración,  frenado,  giros, etc…  podríamos seguir poniendo ejemplos pero lo dejaremos para otro artículo….

Respecto a otras dudas como la entrada en vigor o a quién afecta esta medida una vez regulada,  no nos quedará otra que esperar a leer en negro sobre blanco el articulado legal correspondiente.

¿Qué podemos hacer conjeturas? Sí, podemos.  Aquí os dejamos algunas reflexiones que son cosecha propia.

Nos da la sensación de que la entrada en vigor no será retroactiva,  es decir que no afectará a aquellos que hayan obtenido su permiso de la categoría B con anterioridad a la fecha de la entrada en vigor de estas medidas.  No queremos imaginar las consecuencias de prohibir el uso de estas motocicletas a todos aquellos que hoy poseen una,  con sus respectivos seguros, etc…  y la avalancha de alumnos para formar en las autoescuelas de España.

Así pues,  creemos que la entrada en vigor de esta norma implicará a los nuevos conductores del permiso de la categoría B cuando cumplan 3 años  de antigüedad.  Estamos hablando como mínimo del año 2027. Insistimos en que hasta que no leamos la regulación definitiva esto no son más que suposiciones.

Al parecer el gobierno español está tomando como referencia el modelo francés que también implementa la formación obligatoria para los conductores de motocicletas de hasta 125cc. Este modelo consta de 7 horas de formación,  repartidas en 2 horas de formación teórica,  2 más de formación práctica en pista y 3 horas de circulación abierta al tráfico.  Bien aprovechado ese tiempo puede ser suficiente para dejar a cualquier conductor/a con unos conocimientos mínimos de seguridad  que le permitan afrontar el tráfico al menos con una base sólida.

Lo que sí parece claro es que el Gobierno no tiene la intención de imponer un proceso de obtención del permiso de la categoría A1 a este perfil de conductor, lo que sería más complejo y más costoso,  aunque más completo lógicamente.

A decir verdad, en nuestros centros de formación Motoescuela ya impartimos un curso de “Iniciación a la moto” desde hace años, diseñado específicamente para este perfil de conductor/a. Son muchas las personas que quieren acceder a poder conducir una motocicleta o un ciclomotor pero que,  conscientes del riesgo y de su falta de conocimientos  para iniciarse de manera segura,  optan por escoger la ayuda de los profesionales. Esta es una de las formaciones con mayor nivel de satisfacción.

¿Qué consecuencias puede tener una medida de este tipo en el mercado de la motocicleta?

Bajo nuestro punto de vista las consecuencias pueden ser varias, pero nos decantamos a visualizar estas dos.

Por un lado, se dará un descenso en la venta de motocicletas de este tipo,  dado que esa formación obligatoria será una barrera a superar que antes no existía.  No lo decimos por la dificultad en superar la formación,  nos referimos simplemente a la realización de la formación y el coste que pueda tener (basándonos de nuevo en el sistema francés el coste de esta formación está entre 200 € y 300 € ).  Quizás pueda desviarse algo de ventas hacia las motocicletas de tres ruedas que pueden llevarse con el permiso de la categoría B y los ciclomotores de 50 cc dado que en estos casos no se exigirá una formación obligatoria al menos por el momento.

Por otro lado, una consecuencia directa será la reducción de la siniestralidad en este tipo de usuarios. Siempre defenderemos que la seguridad en moto empieza con una buena formación, tener una formación adecuada y estar concienciado del riesgo al que estamos sometidos en el tráfico nos va a permitir conducir de manera mucho más segura.

Puestos a dar opiniones,  desde Motoescuela creemos que todo lo que haga más segura la motocicleta en realidad protege a todo su ecosistema.  No hay mayor enemigo que el accidente en moto y sus consecuencias,  proteger al motociclista ayuda a proteger a todas aquellas organizaciones que trabajamos de una manera u otra en este sector.

accidente moto 3

  1. La obligatoriedad del uso del casco integral o modular y guantes homologados en carretera.

Esta es otra de las medidas que el Gobierno plantea regular en los próximos meses.  No entendemos muy bien a aquellos motociclistas que se han puesto las manos en la cabeza al escuchar estas declaraciones.  Todos sabemos que los cascos tipo jet no protegen lo suficiente y a la hora de circular por carretera las lesiones que suframos en la cabeza,  y esto implica toda la cabeza,  son vitales para el motociclista.

Si bien los cascos integrales tienen una excelente protección,  también se han considerado válidos los cascos modulares. Precisaríamos determinar que deben ir siempre cerrados y puestos a añadir algún detalle técnico,  los cascos modulares se inventaron hace años con la intención de poder abrirlos e insuflar aire a una víctima en un accidente en moto sin necesidad de quitarle el casco.

La obligatoriedad al uso de guantes homologados a los motociclistas más expertos no les costará mucho encajar, el buen motociclista siempre usa guantes. Normalmente los motociclistas más experimentados llevamos guantes de invierno y de verano según la climatología a la hora de circular.

Lo más destacable es la necesidad de que sean homologados,  sinceramente,  las homologaciones superan una cantidad de requerimientos técnicos que permiten la idoneidad del producto en el mercado. En opinión de Motoescuela es un acierto la apuesta por el equipamiento de protección homologado para el motociclista, empezar a descartar  los equipamientos que no cumplan los requerimientos de seguridad de este colectivo debería ser un imperativo ético en un mercado como el nuestro.

Una de las consecuencias que tendrá la entrada en vigor de esta medida es un aumento en la venta y uso de cascos con mayor protección en la cabeza de los motociclistas,  donde se sufre el 34% de las lesiones vitales de estos usuarios.

Del mismo modo, aumentará el uso de este tipo de cascos en las ciudades dado que puestos a escoger el motociclista que sólo compre un casco lo hará teniendo en cuenta esta regulación,  así pues optará por un casco integral o modular antes que uno tipo jet.

Con los guantes ocurrirá lo mismo, consecuentemente el uso de guantes homologados se convertirá en una naturalidad más para los motociclistas en carretera,  pero posiblemente también en el ámbito urbano. Puestos a comprar unos guantes mejor que sean homologados…  y la verdad es que así es.

Chaqueta Airobag Touring Black

  1. Recomendación del uso de sistemas airbag. 

Esta medida,  sin haber acaparado los titulares,  e incluso haber pasado desapercibida,  es a nuestro parecer la mejor de las medidas propuestas.

Los expertos en seguridad vial de motociclistas hace algunos años que insistimos en la necesidad de proteger el resto de órganos vitales alojados entre el cuello,  el tórax y el abdomen. Históricamente nos hemos centrado siempre en proteger la cabeza,  donde se producen el 35% de las lesiones en órganos vitales que provoca la muerte y dejando un 65% sin proteger. La protección con sistemas airbag para motoristas aumentará significativamente su seguridad puesto que va a proteger el 65% de la causa principal de mortalidad de estos conductores.

El 99% de los motociclistas en el mundo mueren por la misma causa: Traumatismos en órganos vitales. La protección del motociclista se ha centrado, especialmente en Europa, en la protección de la cabeza y esto,  como demuestran las estadísticas,  no es suficiente.

¿Pueden imaginarse por un momento al ministro del Interior recomendar el uso del casco a los motociclistas? Crean si les decimos que hace unos años, cuando se impuso la obligatoriedad de utilizar el casco,  existieron muchas reticencias a cumplir con esta norma.  Hoy en día ya lo hemos superado,  y el uso del casco como elemento de protección es una medida que llevamos a cabo con naturalidad.

Pues bien,  lo que los expertos vemos es una recomendación evidente a proteger los órganos vitales causantes del 65% de la mortalidad. En los próximos años donde la incorporación de los sistemas airbag,  que son insertos que deben ir dentro de prendas homologadas (lo comentaremos en otro artículo), se irán implementando y podremos comprobar la mejora en las estadísticas de siniestralidad que hoy se nos resisten.

También nos gustaría destacar que la recomendación en el uso del airbag nos va a permitir observar si el colectivo motociclista es sensible a la misma (a la recomendación) o por el contrario necesita la imposición rigurosa de la obligatoriedad para comprender la necesidad de proteger la vida de todos aquellos que circulamos en moto. En Motoescuela usamos sistemas airbag desde el 2009 y nunca nadie nos ha obligado a hacerlo.

 

Lo dicho,  insistimos en que estas son medidas propuestas y que por lo tanto hasta que no se regulen convenientemente no podremos determinar el alcance que tienen para los motociclistas en España.  Esperaremos a que aparezca la norma y en su momento también os ayudaremos a analizarla,  comprenderla y aplicarla de la mejor manera posible.

EL EQUIPO DE MOTOESCUELA

Últimos artículos