En algún momento, en todos nuestros cursos ofrecemos a los motoristas una fácil reflexión: En moto solo hay dos posibilidades, ir disfrutando o ir sufriendo.

Y es así. Especialmente en grupo, pero también cuando vamos solos, el feeling con nuestra moto, la carretera, mi propio ritmo y el de los demás, forman un solo sentimiento. Conducirás disfrutando o sufriendo.

Muchas veces por falta de experiencia o por llevar un ritmo inadecuado, o simplemente porque no tenemos el día, “forzamos” la máquina. Esto nos hace sentir que en ese tramo, ese día y en ese momento, no es el adecuado. Y lo puedes percibir, lo notas porque algo no va bien. Esto te genera una falta de confianza tremendamente decisiva al moverte en moto. Es en esos momentos donde empiezan los errores, las decisiones incorrectas, el estrés, los nervios, y al final… puede llegar el accidente.

¿Qué síntomas nos descubren el “ir sufriendo”? Pueden ser varios….. por ejemplo empezamos a frenar dentro de la curva, nuestras trazadas empiezan a ser incorrectas, nuestra gestión de los cambios en moto empieza a errar, cometo alguna infracción que no cometía, tengo la sensación de entrar pasado en curva, te sientes más nervioso, agobiado, empiezas a pensar en el qué dirán o qué pensarán….

Las sensaciones de ir disfrutando ni las comentamos, son fáciles de reconocer.

Podemos daros un par de consejos. Cuando vamos solos es importante que estemos tranquilos, relajados y analicemos nuestro estado de ánimo (debemos ser conscientes de lo que sentimos, estar presentes, atentos a nosotros mismos) y saber llevar el ritmo que nos permita disfrutar.

Cuando vamos en grupo todo el grupo debe ser consciente de que no todo el mundo tiene el mismo ritmo, incluso puede variar el mismo día en diferentes tramos, que cuanto más grande sea más despacio irá todo el grupo y transmitir en todo momento que no pasa nada si alguien se queda un poco descolgado, para eso iremos reagrupándonos cuando corresponda.

Si notas que vas sufriendo baja el ritmo un poco, o al menos unos kilómetros, volverás a ir disfrutando, eso te hará estar más relajado y evitarás errores consiguiendo una conducción más segura en moto.

¡ Feliz ruta !

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies